lunes, 10 de octubre de 2016

Alimentación en la Edad Media (Laura Espinosa 3ºA)

ALIMENTACIÓN EN LA EDAD MEDIA
Los alimentos básicos que se consumían eran el pan y el vino o cerveza. El primero de ellos comenzó como una especie de masa de cereales cocidos hasta que llega un derivado de la levadura y mejora a receta. El resto de alimentos que ingerían solían ser aquellos que se vendían en las ferias o mercados locales: carne, pescado, frutas y legumbres, en el campo la alimentación era menos variada que en la ciudad donde se podían encontrar por ejemplo especias, producto sólo consumido por la nobleza, de un precio elevadísimo. En la Edad Media a las especias se les atribuían como virtudes medicinales, aperitivas, digestivas y afrodisiácas.
La comida más importante del día en la Edad Media era la cena cuando los privilegiados hacían mayor ostentación de sus bienes con grandes comilonas en las que, podían llegar a ingerir hasta 3000 calorías.
La cena es la comida más importante, los domingos son los días de la semana a la que se concede mayor relieve, cuando toda la familia o el grupo iba a misa, donde lucían sus mejores ropajes y cocinaban sus más destacadas comidas.


Después del acto religioso era común que los vecinos acudiesen a las tabernas donde se servía vino y comida mientras se divertían, único día de la semana en el que estaban permitidas las horas de ocio que ocupaban de diversas formas: jugaban a los naipes, dados, o alquerque los adultos, los niños a la pelota u otros objetos sencillos. Pero en diversión eran los juglares el centro de atención, siendo la poesía el mayor divertimento del pueblo.